área privada

CULMINA CON ÉXITO LA INVERSIÓN DEL FIEX EN BAKWENA-SUDÁFRICA

27/10/2010

COFIDES ha cerrado con éxito el proceso de desinversión de la participación del fondo estatal FIEX en el consorcio BAKWENA PLATINUM CORRIDOR de Sudáfrica.

· Liderado por el Grupo Dragados (hoy Grupo ACS), el consorcio resultó adjudicatario en el año 2000 de una concesión a 30 años para el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento de la autopista de peaje Platinum.

· El proyecto ha generado múltiples efectos positivos sobre el desarrollo, creación de empleo, ingresos para las pymes y microempresas locales.

· La desinversión del FIEX permitirá que el fondo pueda seguir financiando nuevos proyectos y de este modo cumplir con su doble objetivo de fomentar la internacionalización de la empresa española y el desarrollo de las economías locales.

COFIDES, la Compañía Española de Financiación del Desarrollo, ha cerrado recientemente con éxito el proceso de desinversión de la participación del fondo estatal FIEX en el consorcio BAKWENA PLATINUM CORRIDOR, en Sudáfrica. La inversión del FIEX, de 16,64 millones de euros, data del año 2001 y el importe de los fondos públicos recuperados ha ascendido a 88,45 millones de euros.

En el año 2000, el consorcio BAKWENA PLATINUM CORRIDOR, liderado por el Grupo Dragados (hoy Grupo ACS), resultó adjudicatario de la concesión BOT a 30 años para el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento de la autopista de peaje Platinum en Sudáfrica, tras un proceso de licitación convocado por la South African National Roads Agency dentro de su programa de privatización de carreteras.

El comprador es un consorcio de inversores institucionales con vocación inversora en África entre los cuales se encuentran los fondos gestionados por Macquarie (South African Infrastructure Fund y Kagiso Infrastructure Empowerment Fund), African Infrastructure Investment Fund y Africa Finance Corporation.

El proyecto denominado Platinum Toll Highway, que supuso una inversión aproximada de 350 millones de euros, está formado por un tramo de 95 Km de la Carretera Nacional 1, desde Pretoria hasta la ciudad de Warmbaths, y un tramo de 290 Km de la Nacional 4, desde Pretoria hasta la frontera con Botswana. Forma parte de un corredor transcontinental que une Mozambique, Sudáfrica, Bostwana y Namibia. La concesión contempló la construcción de 70 nuevos kilómetros en dos secciones adicionales de la N4, además de las obras de mejora de las carreteras ya existentes. El contrato de concesión incluyó también la exclusividad durante 30 años para operar y mantener la autopista, así como para realizar obras de rehabilitación, mejora y ampliación. Las obras de ejecución finalizaron en diciembre de 2004, estando la autopista plenamente operativa desde entonces.

Liderados por el Grupo Dragados, entre los accionistas de la concesionaria figuraban compañías locales del sector de autopistas (Murray & Roberts, Tolcon, Concor, Holdings, WBHO Construction, Keeve Steyn y Stewart Scott), así como socios financieros representantes de grupos sociales sudafricanos (Real Africa Holdings y Royal Bafokeng Nation).

Para el Grupo Dragados la participación del FIEX en esta operación resultó de gran importancia estratégica. Multiplicando su capacidad inversora, la empresa española pudo liderar el proyecto al contar con un socio financiero que asumió el 25% del capital de manera temporal con un pacto de salida y sin intervenir en la gestión cotidiana del proyecto.

Por otro lado, la inversión en este proyecto por parte del FIEX, siendo un fondo de naturaleza pública, reflejó el compromiso de España con Sudáfrica constituyendo entonces una decidida apuesta por este país en un momento particularmente delicado, tras la finalización del régimen de apartheid, una situación económica y financiera plagada de incertidumbres y una política basada en el Black Economic Empowerment de consecuencias difíciles de prever. Esta inversión contribuyó de manera relevante tanto al plan de privatizaciones diseñado por Sudáfrica como al proceso de consolidación económica y política del país, generando una confianza que permitiría canalizar futuras inversiones españolas.

Por otra parte, el proyecto ha generado unos efectos positivos significativos sobre el desarrollo social y económico tanto de las personas como de las comunidades y empresas situadas en la esfera de influencia de la autopista. Tales efectos positivos se han generando no sólo de forma directa, derivados del propio proyecto, sino también de forma indirecta, derivados del efecto multiplicador de la inversión sobre la comunidad local.

La construcción y posteriores operación y mantenimiento de la autopista han implicado la creación de más de 1.000 nuevos puestos de trabajo directos. Respecto a las comunidades locales, el consorcio ha contado como accionistas con Real Africa Holdings y Royal Bafokeng Nation, organizaciones que representan mayoritariamente a inversores de sectores desfavorecidos y que, de esta manera, mejoran su acceso a la gestión de importantes infraestructuras y a la nueva riqueza generada.

A través de la subcontratación de servicios con pymes y microempresas propiedad de individuos desfavorecidos, el proyecto también ha generado efectos positivos sobre el desarrollo de la economía local. De esta forma, para cada fase del proyecto, se establecieron porcentajes del trabajo a contratar con este tipo de empresas. De igual modo, durante los primeros años de la concesión, se dotó un Fondo de Desarrollo cuyo objeto, entre otros, residía en otorgar préstamos a microempresas y a personas desfavorecidas. La autopista ha contribuido también a promocionar y dinamizar la economía de la región, especialmente en actividades como turismo, agricultura, minería y manufacturas, actividades todas ellas en las que las iniciativas de las comunidades locales han jugado un importante papel.

La participación del FIEX en el proyecto de BAKWENA ha permitido cumplir a COFIDES la doble misión para la que fue concebida, fomentando, por un lado, la internacionalización de la empresa y la economía españolas y, por otro, contribuyendo al desarrollo de las economías locales del país destino de la inversión.

Una vez cumplidos estos dos objetivos en el proyecto, la desinversión del FIEX constituye un claro ejemplo de uno de los principales valores sobre los que se asienta la actividad de COFIDES: la sostenibilidad de los recursos y de los fondos que gestiona. Dicha sostenibilidad permite a la Compañía mantener su capacidad inversora en el tiempo y continuar ofreciendo servicio a un mayor número de empresas.

Como institución financiera gestionada con criterios del sector privado, la rentabilidad de COFIDES es fiel reflejo tanto de su propia sostenibilidad como de la viabilidad de los proyectos que financia o en los que invierte. Las participaciones de COFIDES en el capital de las empresas en las que invierte, prevén en todos los casos un horizonte temporal previamente definido. Las desinversiones permiten, por tanto, que los recursos financieros gestionados por COFIDES mantengan una naturaleza revolving y se incremente en el tiempo su apoyo a la internacionalización de las empresas españolas y al desarrollo de los países menos favorecidos.

Por último, como actor fundamental de la Administración Comercial del Estado, COFIDES contribuye a los esfuerzos de aquélla por diversificar geográficamente la actividad de las empresas españolas en el exterior.

 

 

© Copyright 2013 COFIDES   Política de privacidad Aviso legal Política de cookies Mapa web
EMPLEO | PREGUNTAS FRECUENTES | ENLACES | PERFIL DEL CONTRATANTE

Última actualización realizada...2017-11-16