Los proyectos financiados con instrumentos de blending pueden muy variados. No obstante, deben concurrir una serie de características:

  • El proyecto ha de requerir de una aportación no reembolsable para ser viable desde un punto de vista financiero, económico y/o técnico.
  • Ha de suponer un alto impacto en el desarrollo de los países socios y, especialmente, en la creación de empleo.

Pueden ser proyectos tanto del sector público, siendo un ente público el receptor de la financiación, como del sector privado local, cuyo objetivo sea potenciar el desarrollo local.

Igualmente, hay una serie de sectores prioritarios para los instrumentos de blending y que varían dependiendo de la región donde se desarrolle el proyecto o inversión:

  • Agua y saneamiento
  • Energía
  • Transporte
  • Agricultura
  • Desarrollo del sector privado local
  • TIC
  • Social

La UE lleva a cabo las operaciones de blending a través de facilidades temáticas o regionales (véase sección Países). Las Facilidades temáticas son ElectriFI (electrificación rural) y AgriFI (agroindustria o agrocadenas), cuyo ámbito de actuación es global.